¿Qué dice la comunicación no verbal de Iñaki Urdangarín?

Hoy nuestra directora Sonia El Hakim ha participado en el programa Espejo Público, de Antena 3, en calidad de miembro de la Asociación de Expertos Analistas en Comportamiento No Verbal (ACONVE) para analizar qué dice la comunicación no verbal de Iñaki Urdangarín en su primera aparición pública tras conocerse su relación con una mujer.
El miércoles 19 de enero, salían a la luz unas fotografías del marido de Cristina de Borbón junto a otra mujer en la revista Lecturas. En estas imágenes, se puede apreciar la compenetración de la pareja al andar, que no es característico de parejas que acaban de empezar su relación sino de parejas un poco más consolidadas. Por otro lado, las primeras declaraciones del cuñado del Rey (puedes verlas pinchando aquí) nos revelan tres datos:
1- Intento de minimización
La primera palabra de Iñaki es «nada»,  a preguntas de los periodistas. Mientras, hace una elevación de cejas, que es el equivalente facial a la elevación vertical de hombros, una forma no verbal de restar importancia a lo que se está diciendo.
2- Vergüenza
A continuación, Iñaki Urdangarín replica las palabras que ya pronunció su hijo Pablo el día anterior, y dice «estas cosas pasan». En esta verbalización, además de la minimización y distanciamiento verbal, apreciamos tres elementos no verbales, compatibles con la emoción de vergüenza: se produce un desvío de mirado del interlocutor, mira hacia el suelo y gira la cabeza. Todo esto implica un bloqueo visual, característico de la vergüenza (lo que no podemos saber es el motivo de la emoción de vergüenza).
3- Culpabilidad
Por último, encontramos un detonador emocional en la palabra «separación», que pronuncia una periodista. Al escuchar esta palabra, Urdangarín mira a la persona que la ha pronunciado (cuando algo capta nuestra atención, tratamos de aumentar la información disponible; en este caso, no se queda solo con el canal auditivo, sino que busca ver a la fuente del detonante emocional). A continuación desvía la mirada y vemos cómo eleva la parte interna de las cejas, frunce el ceño y tensiona el párpado inferior. Todo esto, es compatible con la emoción de culpabilidad, mezcla de ira auto-dirigida y tristeza. Nuevamente, no podemos saber porqué se siente culpable. Eso es algo que solo puede saber el protagonista, Iñaki Urdangarín.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir al comienzo de la página