¿Por qué nos gustan las películas de terror? Halloween, disfraces y payasos

Hoy hemos hablado en la sección de comunicación no verbal de Levante Televisión de Halloween, la fiesta del miedo por excelencia.

El miedo

El miedo es una emoción básica, con la que nacemos y universal para todas las personas (y los animales). Es quizá la emoción más importante que tenemos, puesto que es la que asegura nuestra supervivencia. Por eso, la función adaptativa del miedo es la protección del individuo: cuando algo puede ser dañino para nosotros o los nuestros, sentimos miedo.

Tipos de miedos

Aunque hay diferentes clasificaciones para los diferentes tipos de miedos, hoy hemos aprendido la diferencia entre los miedos innatos y los miedos adquiridos. Los primeros los hemos heredado de nuestros antepasados, mientras que los otros los vamos adquiriendo, bien a través de la socialización, bien a través de la propia experiencia.

Hemos hecho un test en el que la presentadora del programa, Arancha Ferrer, tenía que clasificar 14 miedos diferentes según si eran miedos innatos o miedos adquiridos. ¿Habrá aprobado?

¿Por qué nos disfrazamos en Halloween?

Disfrazarnos en general nos permite adoptar una personalidad diferente, lo cual puede reforzar nuestra seguridad y aumentar nuestra autoestima. Pero además, disfrazarnos de personajes de miedo puede ser una forma de enfrentarnos a nuestros miedos o tabús.

No debemos olvidar tampoco una razón social: los disfraces son dispositivos de comunicación (nadie se disfraza para estar solo en su casa). Cuando nos disfrazamos, buscamos provocar algo en los demás, por tanto es una forma de reforzar la conexión social.

Por último, evidentemente, los disfraces son una forma de expresión creativa que nos permitimos los adultos durante muy pocos días al año. ¡Así que hay que disfrutarlos!

¿Por qué nos gustan las películas de terror?

Las películas de terror nos ayudan a entender nuestros propios miedos. De hecho, suelen enfocarse en nuestros miedos más estereotipados (monstruos, dolor,…), aquellos que más o menos todos podemos sentir.

Tamibén nos permiten sentir miedo (a través de un proceso de transferencia emocional: vemos al protagonista sentir miedo y, a través del mecanismo de empatía, nosotros también lo sentimos), pero con la tranquilidad de saber que no hay un peligro real. Esto, a algunas personas, les genera placer.

Los investigadores han detectado que hay un rasgo personalidad que influye en que nos gusten las películas de terror: el de la búsqueda de sensaciones. Las personas que puntúan alto en este rasgo son aquellas que buscan realizar actividades o vivir situaciones que les activen mucho, Por ejemplo, hacen deportes de riesgo (puenting, rafting…).

¿Por qué nos dan miedo los payasos?

Un equipo de investigadores de la Universidad de Sheffield, en el Reino Unido, estudiaba en 2008 cómo decorar la zona infantil de un hospital. Para ello, preguntaron ron a 250 niños. El resultado fue que los niños sentían más bien antipatía por los payasos, en lugar de simpatía.  su imagen les generaba inquietud.

Se cree que son las conductas invasivas que suelen tener los payasos así como el maquillaje que utilizan lo que está detrás de esa desazón que nos provocan.


¿Quieres aprender comunicación no verbal con nosotros? Pincha aquí y descubre nuestras formaciones, 100% online y con título universitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir al comienzo de la página