El Síndrome postvacacional: qué lo provoca y cómo evitarlo

Hoy hablamos de un conjunto de síntomas que muchas veces nos invaden tras un período prolongado de descanso, y que se han agrupado bajo la denominación de síndrome postvacacional. Aunque no es grave ni se prolonga más allá de un par de semanas, muchas personas sufren los efectos negativos de la falta de adaptación a la rutina diaria tras haber disfrutado de su período de vacaciones. Te contamos cuáles son los síntomas, qué lo provoca y cómo prevenir el síndrome postvacacional. En Levante Televisión, junto a Arancha Ferrer.

  • Necesidad de descanso

Las vacaciones nos dan la posibilidad de suprimir actividades estresantes, disminuyendo nuestra actividad física e intelectual así como las demandas sociales habituales en nuestra vida diaria, facilitando nuestra recuperación física y sobre todo psicológica. El descanso, por tanto, no solo es necesario, sino que la ausencia del mismo puede provocar enfermedades graves. De hecho, en Japón, tienen una palabra, karoshi, para referirse a la muerte por exceso de trabajo.

  • El síndrome post vacacional se caracteriza por:
    • Debilidad, astenia (falta de energía o vitalidad)
    • Insomnio y somnoliencia
    • Menor capacidad de concentración
    • Desidia, hastío o angustia vital
    • Mayor agresividad
  • Este síndrome es provocado por:
    • Ausencia de rutinas durante las vacaciones
    • Mayor descanso después de comer
    • Actividades placenteras
    • Y, en definitiva, por la falta de adaptación a la rutina diaria tras un período prolongado de descaso.
  • Qué podemos hacer para evitar este síndrome:
    • Anticipar el regreso del lugar de vacaciones 1 o 2 días antes
    • Si se puede, regresar al trabajo un miércoles o jueves
    • Adaptar las horas de sueño al horario habitual de trabajo
    • Iniciar la actividad laboral los primeros días de manera suave
    • Practicar alguna actividad física fuera del trabajo, técnicas de relajación o meditación.
    • Es importante no focalizar la motivación personal en las vacaciones. No se puede estar deseando las vacaciones durante una mitad del año y lamentarse de que se hayan acabado durante la otra mitad.
    • Mantener ciertas actividades sociales y recreativas. Por ejemplo,
      • Hacer alguna escapada el fin de semana
      • Quedar con alguien a tomar algo después del trabajo
      • Hacer alguna actividad especial que hacías en vacaciones (desayunar en la terraza, ir al cine el miércoles,…)

¿Te gustaría formarte al más alto nivel con una de las mayores expertas en comunicación no verbal? Sonia El Hakim es directora del Máster en Comunicación No Verbal y Habilidades Directivas. ¡Infórmate! Podrás convertirte en perito judicial en comunicación no verbal.

ABIERTA LA INSCRIPCIÓN PARA LA QUINTA EDICIÓN DEL MÁSTER EN COMUNICACIÓN NO VERBAL Y HABILIDADES DIRECTIVAS, TÍTULO PROPIO DE LA UNIVERSIDAD EUROPEA MIGUEL DE CERVANTES


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir al comienzo de la página