Comunicación no verbal en la cumbre de la OTAN

¿Qué nos dice la comunicación no verbal de los líderes presentes en la cumbre de la OTAN? En esta oportunidad, Sonia El Hakim, experta en comunicación no verbal, analiza a los líderes mundiales y nos cuenta qué es lo que sus acciones tienes que decir.
¿Quién asesora en protocolo a Pedro Sánchez y Begoña Gómez?
En primer lugar, podemos observar cómo el presidente del gobierno Español, Pedro Sánchez, tiene algo de prisa. En el momento que va con su esposa, Begoña Gómez, a saludar a los reyes, sube los escalones muy de prisa, sin estar pendiente de ella ni involucrarse en la conversación. Esta actitud puede denotar que estaba ansioso por llegar a la reunión. Una vez en presencia de los reyes, saca su mejor sonrisa, pero mira excesivamente al suelo, gesto que puede denotar cierta vergüenza o inseguridad. No se queda para la foto, lo cual es un error en el protocolo del evento y se va el primero, de nuevo, demostrando que quizá esa situación le resultaba incómoda.
La reina Letizia y el tacto: diferentes reacciones para diferente nivel de confianza.
Podemos ver cómo la reacción de la reina de España con los consortes de los mandatarios, varía dependiendo del grado de confianza que tiene con ellos. Resaltando en este sentido, la actitud que tiene con la primera dama de Letonia y de Turquía, ya que al pertenecer a culturas diferentes, el saludo debía ser diferente, viéndose algo forzado cuando Letizia les «obliga» a darle dos besos. Otra es la reacción al saludar al primer caballero de Luxemburgo, al que no solo abraza y da dos besos, también hace una fricción a modo de caricia y hasta le hace una prensión en el brazo. Llamando la atención al ser especialmente efusivo ese saludo, en el que incluso la distancia entre ambos se reduce mucho más que con las anteriores.
Jill Biden, la importancia de la cronémica y las gafas de sol.
Una vez estando todos dentro del recinto, aparece la primera dama de EEUU, al llegar un poco tarde es la reina la que debe salir a recibirla. En este recibimiento llama la atención que Jill en ningún momento se quita las gafas de sol, gesto que limita la comunicación no verbal entre ambas. Una de las funciones que cumple la mirada es la de dar importancia a la otra persona, por lo que al entrar en interacción con otras personas es fundamental quitarnos las gafas de sol. El llegar tarde en determinados contextos puede tener que ver con que la persona que tiene más poder se hace esperar más que aquellos que tienen menos. Una manera de hacerlo visible es hacer esperar a los demás. Acción que también realiza su esposo, Joe Biden, al hacer esperar al resto de mandatarios.
Joe Biden y el tacto afectivo… mal hecho
En el momento de hacer la foto, los mandatarios de Estados Unidos y los Reyes de España, Joe Biden, coloca su mano en la zona baja de la espalda de la reina Letizia. Hay que recordar que esto es un contexto profesional y que el que un hombre toque en esa zona bastante íntima a su homóloga, es una situación bastante incómoda, demostrando, una vez más, el líder estadounidense, la ausencia de habilidad para tocar a los demás. Esto se corrobora con la poca distancia que guarda con la reina, en comparación con la que guarda el rey con Jill Biden. Además, a continuación, toma las manos de la reina en sus manos, un gesto que, hecho por un hombre hacia una mujer (porque en el tacto el género importa), resulta abrumador. En definitiva, Joe Biden no es un líder no verbal y, de hecho, también cometió un error similar con la esposa de Pedro Sánchez, Begoña Gómez.
¿Aplauso final?
Este «aplauso» fue protagonizado por el tan polémico primer ministro británico Boris Johnson que, después de una foto grupal, hace un gesto de pulgar hacia arriba y aplaude una vez chocando las manos. A este aplauso se le añaden todos los líderes, sin que, en realidad, el aplauso viniera a cuenta. Hay que recalcar que la intención del británico no era la de iniciar un aplauso; simplemente fue un gesto para finalizar la actividad.    

2 comentarios en “Comunicación no verbal en la cumbre de la OTAN”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir al comienzo de la página