Saltar al contenido

Seducción en la ficción y en la realidad

anuncio martini

¿Os acordáis del anuncio de Martini que protagonizaba Charlize Theron? En él, veíamos cómo ella, que estaba con un anciano adinerado, era seducida por un joven atractivo.

Charlize se acariciaba dos veces el labio inferior, en una muestra de deseo hacia el joven. Asimismo, el atractivo «chico Martini» acariciaba también su labio superior de una forma más evidente.

Eso es la ficción. Pero, ¿cómo hubiera sido la escena en realidad?

Como paso previo, distingamos entre microcaricia y micropicor. El origen de ambos es totalmente diferente. La microcaricia nace con la intención de suavizar la comunicación, o bien como un deseo de que el otro acaricie la parte del cuerpo que estamos acariciando nosotros. Por el contrario, el micropicor nace cuando hay un desfase entre lo que se verbaliza y lo que se siente de verdad.

Charlize siente un deseo oculto, que le hace dudar entre un hombre y otro. Su deseo no sólo es lascivo sino que es prohibido. En la realidad, ella no habría acariciado su labio inferior, sino que se lo habría rascado, bien con el dedo, bien con los dientes. El micropicor en el labio inferior es un síntoma de deseo sexual prohibido. Otra posible zona en la que podría haber sentido un micropicor es el arco de cupido, que se encuentra en el labio superior, justo en el centro.

Normalmente, el micropicor no desaparece con la microcaricia que hace Charlize. Así que la escena hubiera sido un poco menos elegante, ya que tendría que haberse rascado con los dientes o con la uña del dedo para que el micropicor desapareciera.

Por su parte, si el «chico Martini» hubiese sentido un deseo oculto pero no contemplara a Charlize como una relación prohibida, su micropicor sería probablemente en el labio superior. Esto solo en el caso de que el joven no quisiera mostra lo que siente. En este caso, no parece que el «chico Martini» tenga intención de ocultar su deseo por Charlize. Por tanto, podemos concluir que el gesto que hace acariciándose la boca es congruente con lo que desea transmitirle a ella.

Como véis, la Comunicación No Verbal Científica también sirve para saber si un actor o actriz están actuando mejor o peor.

 

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

 

Un comentario en “Seducción en la ficción y en la realidad

  1. Alwars dijo:

    Vaya, qué interesante. Quede sorprendido.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *