Saltar al contenido

Mucha sonrisa falsa

sonrisa falsa

¿Sabías que aprendemos a sonreir voluntariamente a partir del año y medio de vida? La sonrisa es la expresión facial que mejor controlamos. De hecho, sonreimos por todo, hasta para gestionar emociones negativas. Si no, que se lo digan al ex-ministro Wert cuando le hicieron el desplante los estudiantes universitarios (min. 0’20).

Pero, entonces, si sonreímos por cualquier cosa y en cualquier situación, ¿cómo podemos saber cuando alguien nos sonríe de verdad? La respuesta no la tienes que buscar en la boca. La respuesta está en los ojos.

Cuando sonreímos, activamos el movimiento del músculo cigomático mayor (el que lleva las comisuras de los labios hacia atrás), pero también activamos el músculo orbicular (el músculo que hay alrededor de los ojos).

Si bien tenemos mucho dominio sobre el cigomático, nos cuesta mucho más mover a voluntad el orbicular.

Pero cuando movemos el músculo cigomático mayor adrede, normalmente la sonrisa no es simétrica y levantamos una comisura más que otra. La sonrisa verdadera, la que nos sale espontánea, es simétrica.

Adivina quién sonríe de verdad y quién no en esta foto:

letizia

Otro detalle muy importante en el que te tienes que fijar es en las arruguitas que salen en los laterales de los ojos o patas de gallo. Ésas son las que te dan la pista definitiva de si te están sonriendo de verdad o no. Fíjate en estas dos fotos de Julia Roberts. ¿Ves la diferencia en los ojos?

sonrisa-falsa

 

En cuanto a los ojos, también diferenciamos la sonrisa verdadera de la que no lo es por el brillo especial que adquieren los ojos cuando sonreímos de verdad.

Pero, ¡cuidado! Tienes que poner en cuarentena las sonrisas de las personas que están operadas de cirugía estética en la cara o que se han inyectado bótox. Porque, aunque de verdad estén felices, sus músculos han perdido sensibilidad y no les responden igual.

IMG_5450

 

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *