Saltar al contenido

Qué te ocurre si reflexionas mucho

Comparte el artículo si te ha gustado

reflexión - pensador

Después de una campaña electoral muy reñida, con numerosas anécdotas y momentos no verbales para la posteridad, que, desde este blog, he intentado humildemente contaros, por fin llegamos al día en que se nos pide que reflexionemos para decidir a quién votamos.

La reflexión se traduce en numerosos gestos inconscientes que normalmente ocurren con las manos en alguna parte de la cabeza, y, en especial, en la frente. Hay micropicores (picores causados por algún malestar que duran unos pocos segundos y desaparecen sin dejar huella al rascarse), microfijaciones (posición inmóvil del cuerpo, en muchas ocasiones, con la mano sobre algún punto del cuerpo) y microcaricias (caricias autodirigidas que, entre otras cosas, sirven para facilitar la concentración sobre sí mismo).

De hecho, una microfijación muy habitual de Pablo Iglesias en los debates de televisión es ésta:

pablo iglesias microfijación

Significa que le interesa lo que el otro está diciendo, pero está buscando en qué falla para poder decírselo, para rebatirle. Curioso, ¿no?

Otra microfijación muy interesante y que seguro que habéis visto muchas veces es la siguiente, muy parecida a la anterior pero con un pequeño matiz:

pedro microfijación

Aquí también estamos concentrados en lo que dice el otro y estamos en desacuerdo con él. Sin embargo, preferimos callarnos hasta que acabe. La boca se cierra para tomar distancia de la conversación, aunque es probable que al final acabemos hablando.

Estos son sólo dos ejemplos. Hay muchas microfijaciones que implican reflexión, pero hoy os quiero contar lo que ocurre en nuestros ojos cuando estamos en un momento o en un período de mucha actividad cerebral, de mucha reflexión. Los ojos, por una cuestión de proximidad, son el primer lugar en el que se notan determinados estados de ánimo. Así, la reflexión intensa, la tristeza o decaimiento, la afectividad o enamoramiento y el estrés o el cansancio tienen su reflejo en el tamaño de la apertura de nuestro ojos.

Como hoy estamos de jornada de reflexión, os voy a explicar qué ocurre cuando hay una intensa actividad de reflexión: nuestro ojo derecho se abre más.

Según Philippe Turchet, fundador del Instituto Europeo de Sinergología, “la estrecha imbricación de las neuronas cognitivas autoras de la reflexión lógica y de las neuronas motoras responsables del movimiento produce una dilatación del ojo derecho, abierto al razonamiento lógico”.

Fijaos en estas dos fotos:

soraya ojos iguales

soraya ojo derecho

¿Véis que en la segunda foto, la del debate a cuatro, que fue muy intenso, su ojo derecho está más abierto que en la foto de arriba, tomada un día cualquiera?

Así que si hoy tenéis vuestro ojo derecho más abierto de lo normal, ya sabéis: estáis cumpliendo con la jornada de reflexión.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

 

6 comentarios en “Qué te ocurre si reflexionas mucho

  1. Sansou dijo:

    Me encanta la página. Es todo un descubrimiento. Desde que leí “Comunicación no verbal” de Flora Davis no había visto nada que profundizara en la com. no verbal y ahora lo encuentro en vuestra web. Genial trabajo, conciso, ameno y que deja ganas de más.

    Responder
    • Sonia dijo:

      Muchas gracias por la felicitación, Sandra. ¡Así da muchas más ganas de seguir escribiendo! 😉

      Responder
  2. Sergio dijo:

    Hola Sonia, me puedes explicar por qué es el ojo derecho el que está mas abierto y no es el izquierdo el que está mas cerrado.

    Si comparas ambas fotos es el derecho el que se mantiene con el mismo tamaño pero no el izquierdo, que aparece mas pequeño.

    Responder
    • Sonia dijo:

      Hola, Sergio, muchas gracias por tu comentario. El que sea el derecho y no el izquierdo tiene que ver con las distintas funciones que se alojan en los hemisferios cerebrales. Eso hace que los procesos cognitivos, aquellos que necesitan reflexión (cálculos matemáticos, argumentación , lógica, etc.) activan sobre todo nuestra parte derecha del cuerpo y de la cara. El primer lugar donde esto se ve es en los ojos. Un ojo izquierdo más abierto implica más bien un proceso emocional intenso. Tienes razón que la primera foto que he elegido de Soraya quizás no sea la más adecuada. Ella tiene muchas veces la costumbre de abrir mucho los ojos. Por aquí no te puedo enviar otra foto en la que se aprecie mejor la diferencia. Pero puedes encontrar muchos ejemplos en internet. Un saludo!

      Responder
  3. Sergio dijo:

    Entiendo la regla hemisferica. Pero no estoy de acuerdo en que la hemicara derecha este vasodilatada es más bien que la izquierda está vasocontraida y esto se refleje en un ojo más pequeño.

    Es mi humilde opinión.

    Responder
    • Sonia dijo:

      En ese caso, si lo que tiene es un ojo izquierdo más pequeño, la lectura sería que se siente decaída, triste.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *