Saltar al contenido

Paul Ekman

¿Qué tiene que ver Darwin con un meme de internet?

chinos meme

Ya lo dijo Darwin en 1872: la expresión de las emociones es universal en cada especie animal. Después, lo han corroborado otros investigadores, con el catedrático de psicología de la Universidad de California, Paul Ekman como referente mundial. Esta afirmación, que puede parecer poco trascendente, a los que nos dedicamos a la comunicación no verbal nos vuelve locos, por todo lo que implica. Quiere decir que cuando yo siento alegría o tristeza, por ejemplo, las expreso facialmente igual que un caníbal de la tribu de los Fore en Papúa Nueva Guinea (primer grupo étnico que estudió Paul Ekman en los años 60) o un campesino de Guangzhou, o un estudiante de Oslo. Aunque podemos registrar numerosas emociones, y dentro de cada una de ellas, diversos niveles de intensidad, hay siete expresiones faciales básicas universales: la ira, el asco, el desprecio, el miedo, la tristeza, la sorpresa y la alegría. Como véis, hay cinco negativas, una neutra (la sorpresa) y sólo una positiva. Así es la vida… De hecho, en Comunicación No Verbal Científica, sostemos que no sólo las expresiones faciales son universales, sino también muchos de los gestos que hacemos inconscientemente, y en cada artículo os voy dando pruebas de ello.

Bien, pues os quiero mostrar unas microexpresiones (expresiones faciales inconscientes que hacemos sin darnos cuenta y que duran muy poquito, normalmente un cuarto de segundo) de tristeza en la cara de una modelo china. Se trata en concreto de la modelo Heidi Yeh. Esta modelo protagonizó una foto publicitaria que se convirtió en un meme viral. En una entrevista el sábado en la BBC explicaba lo que había pasado con la foto, y cómo le había arruinado la vida. Intenta mantener la compostura durante la entrevista, hasta que empieza a explicar todo el daño que le ha hecho la foto. Fijaos en el min. 1’19 al 1’29.

Podéis ver que en esos 10 segundos las cejas se mueven mucho. Si os fijáis, veréis que la parte interna de las cejas se levantan. Ese es un movimiento típico y único que caracteriza la tristeza. Muchas veces, en las microexpresiones, no se ve la expresión facial completa. En este caso, faltaría el movimiento de boca (comisuras hacia abajo). Eso es por la duración y porque lo que se intenta es reprimir la expresión. La microexpresión suele aparecer cuando intentamos ocultar una emoción. En este caso, supongo que la joven no quiere llorar, pero está contando un hecho muy doloroso en su vida, que le ha supuesto muchos problemas de todo tipo. Su cuerpo lucha por sacar la emoción fuera, y su consciente lo reprime. Por eso, aparecen las microexpresiones. De hecho, a partir del min. 1’30 comienza a llorar. Ya no reprime la emoción. Y las microexpresiones desaparecen.

Todos hacemos microexpresiones, es inevitable; pero, si sabemos leerlas en los demás, podremos saber en qué estado de ánimo real se encuentran. En este caso era bastante evidente, porque se trataba de reprimir una emoción pero sin intentar taparla con otra. Sin embargo, en muchas ocasiones, lo que hacemos es tapar una emoción poniendo otra encima (por ejemplo, intentamos aparentar alegría cuando en realidad sentimos ira). Y ahí es cuando el trabajo del analista se hace tan difícil como apasionante.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

¿Miente Luis De Guindos?

Spain's Economy Minister Luis de Guindos reacts at the start of an European Union finance ministers meeting at the EU Council in Brussels May 15, 2012. EU finance ministers and officials meet on Tuesday to discuss new capital rules aiming to cover bank's risks and possibly to decide on Europe's candidate as head of the European Bank for Reconstruction and Development. REUTERS/Francois Lenoir (BELGIUM - Tags: BUSINESS POLITICS)

Ayer 23 de agosto, Luis de Guindos concedió una entrevista a la Agencia Efe de noticias, en la que auguraba un crecimiento de la economía en el tercer trimestre.

Me llama mucho la atención la paralingüística de De Guindos al referirse a algunas cuestiones. En concreto, entre el min. 0’32 y el 1’01, esto es, en apenas 30 segundos, nos encontramos una pausa, 2 disminuciones de volumen, 2 aumentos de tono, un alargamiento de la palabra y además un si/no de Paul Ekman.

En concreto:

– min. 0’32: pausa

– min. 0’37: baja el volumen

– del min. 0’37 al min. 0’40: alarga la palabra (“aaaaaa”)

– min. 0’40: coletilla (“eeeehhhh”)

– min. 0’58: sube el tono (“perdido”) y baja el volumen

– min. 1’01: mientras afirma que nuestro sistema bancario está mucho más saneado está haciendo una negación con la cabeza, esto es un si/no de Paul Ekman.

– min. 1’02: sube el tono (“saneado”)

Uno de los aspectos de la comunicación no verbal que menos podemos controlar es la paralingüística, nuestra voz. Cuando mentimos, se produce muchas veces una serie de cambios en nuestra voz. Nuestras cuerdas vocales se estiran, y, como consecuencia de ello, nuestro tono sube, se hace más agudo. Esto lo hacemos normalmente en la última palabra de la frase. Además, muchas veces, bajamos el volumen, cuando nos sentimos culpables por mentir. Las pausas, el alargar las palabras y las coletillas tienen como finalidad darnos tiempo para estructurar bien el mensaje que vamos a transmitir.

Porque las palabras las podemos controlar. Pero la comunicación no verbal nos delata.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

 

 

 

Caníbales, premio Nobel y detección de mentiras

¿Qué tienen que ver una tribu de caníbales con un premio Nobel y la detección de mentiras? El nexo de unión es Paul Ekman.

La tribu de los Fore y la detección de mentiras

En los años 60, el médico estadounidense Daniel Carleton estudió la causa del kuru, una enfermedad por la que los Fore,una tribu caníbal de Papúa Nueva Guinea, estaban muriendo a marchas forzadas. Años más tarde, en 1976, le fue concedido el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de los virus lentos, como el kuru o el SIDA.

En esa misma época, los 60, el Dr. Paul Ekman, un profesor de psicología de la Universidad de California, fue contratado por el gobierno de Estados Unidos para estudiar la universalidad de la expresión las emociones, es decir, qué había de cultural y qué había de innato en la expresión de las emociones. La primera población que estudió fue precisamente la tribu de los Fore, invitado por Carleton.

En la actualidad, Paul Ekman, ya retirado de su trabajo como profesor de universidad, se dedica a la investigación en comunicación no verbal, siendo referente en lo que a expresiones faciales se refiere. En concreto, es experto en la detección de mentiras.

 

 

¿Cómo distinguir rápidamente el asco del desprecio?

Paul Ekman, máximo exponente en lo que a la expresión de las emociones se refiere, define una clara diferencia entre la expresión del asco o repugnancia y la expresión del desprecio. Aunque cada una de estas dos emociones tiene muchos matices en cuanto a su expresión, sí se puede diferenciar el asco del desprecio en la nariz, así como en la boca. Mientras que la nariz arrugada es característica del asco, solemos apreciar una falsa sonrisa asimétrica (una comisura más alta que otra) en la expresión del desprecio.

Sonia El Hakim

29_09_2010_16_33_37_551082000barcenas-peineta-RECORTADA