Saltar al contenido

mariano rajoy

La comunicación no verbal de Mariano Rajoy

Ésta es mi intervención de hoy en el programa València en Directe de Levante TV. En los próximos programas, dedicaremos la sección a analizar la comunicación no verbal de los candidatos a la Presidencia del gobierno, por orden de votos. Así que hoy hemos comenzado por la comunicación no verbal de Mariano Rajoy.

Los fallos en su comunicación se basan principalmente en la falta de expresión de la emoción (tanto a nivel facial como vocal), la escasa gestualidad que aparece sobre todo para expresar nervios, y en la falta de signos corporales que denoten seguridad en si mismo.

Además, como se estaba produciendo en directo la comparecencia de Francisco Camps en las Cortes Valencianas, también hemos podido comentar brevemente su gestualidad durante la declaración.

Pincha sobre la foto para ver el vídeo.

la comunicación no verbal de Mariano Rajoy

Ni renuncio ni dejo de renunciar sino todo lo contrario

rajoy investidura

Yo no sé cómo estarán los demás. Yo me paso buena parte del día leyendo los periódicos y ahora mismo tengo un lío tremendo con los posibles pactos, la investidura, las posibilidades aritméticas, la posibilidad de no pactar pero sí legislar juntos,… Y, en medio de todo esto, de vez en cuando, aparece alguna novedad sobre el caso de Rita Barberá, que le da más salero si cabe a todo este maremágnum político.

Y esta misma tarde, sale Rajoy y dice que el Rey no le ha pedido que forme gobierno, pero que él no renuncia a la investidura. No sé si entiendo bien el significado de todo esto (estoy saturada, en serio), pero éste es un vídeo fantástico y maravilloso para explicaros el movimiento vertical de hombros.

El movimiento vertical de hombros consiste en un movimiento muy rápido de uno o de los dos hombros hacia arriba. Ojo, es muy rápido, y, por tanto, inconsciente. No nos da tiempo a darnos cuenta de que lo estamos haciendo. De ahí que sea muy útil cuando se detecta, porque revela un estado verdadero de ánimo. ¿Y cuándo aparece este movimiento? Cuando tenemos dudas acerca de lo que estamos diciendo. No tengo claro lo que digo, dudo, y mi hombro o mis hombros van hacia arriba.

Y Rajoy hace varios movimientos verticales de hombros de libro.

Fijaos primero en el min. 0’28. Justo cuando dice “le dije al Rey que hoy no tenemos los apoyos, pero que vamos a esperar cómo se produce los acontecimientos…”. Si os fijáis justo después de “pero” viene un movimiento vertical del hombro derecho.

Pero el movimiento vertical de hombros más bonito viene justo en el min. 0’41 cuando dice “y no renunciamos a lo largo”. Hace un movimiento vertical de los dos hombros que claramente marca la duda acerca de esa renuncia a la investidura.

Ni renuncio ni dejo de renunciar sino todo lo contrario.

Puedes ver el vídeo pinchando aquí.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

 

 

El encuentro del Rey con Rajoy y Sánchez

Cuánta información nos proporciona el apretón de manos… Con sólo ser conscientes de cómo el otro aprieta nuestra mano, cómo nos muestra su mano, la fuerza que emplea, quién inicia el movimiento, qué hace mientras el resto del cuerpo, qué hace la mano izquierda…, podemos hacernos una primera idea de cómo es esa persona, de cómo está con nosotros, su estado de ánimo, si vamos a dominar la reunión o nos va a querer dominar el otro… ¡Cuánta información valiosísima en unos segundos!

felipeymariano_21651_1

 

pdro sanchez rey

Y con el encuentro con el Rey de este viernes pasado, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez nos enseñan cómo afrontar un apretón de manos invasivo de dos formas totalmente diferentes: una denota sumisión y la otra, sin embargo, no permite el dominio del otro. ¿Las vemos? Fijaos en el vídeo, en los min. 0’26 a 0’30 (Mariano Rajoy) y 2’38 a 2’44 (Pedro Sánchez).

¿Notáis la diferencia?

En ambos casos, el Rey Felipe VI hace un apretón reubicado invasivo. Este tipo de apretón es propio de las personas que dominan o quieren dominar la situación, o bien que tienen un carácter autoritario. En este caso, vemos el mismo patrón: el político espera estático a que llegue el monarca. Éste llega con paso más bien acelerado y no frena a tiempo de mantener la distancia de aproximadamente un metro o incluso algo más que requiere la situación, sino que invade el espacio personal de ambos dirigentes.

Sin embargo, y, aquí está lo realmente interesante, la forma en que cada uno de los políticos asume esa “embestida” es muy diferente:

  • En el encuentro con Mariano Rajoy, podemos ver cómo éste permite que el Rey invada su espacio, haciéndole incluso retroceder unos pasos, y dejando la mano derecha de Rajoy totalmente pegada a su cuerpo. Por cierto, fijaos en la mano izquierda de Rajoy, con el puño cerrado. Hay tensión.

apretón de manos

  • En el encuentro con Pedro Sánchez, la cosa cambia. Si os fijáis, Pedro Sánchez deja el brazo derecho en ángulo de 90º, frenando así la acometida del Rey. Podéis ver además que la mano de Sánchez está relajada.

rey sanchez apreton

Como véis, ante la misma situación, ambos dirigentes han mostrado un grado muy diferente de dominancia. Esto puede deberse al carácter de cada uno, o bien, a la relación que tienen con la otra persona; en este caso con el Rey. Pero también puede deberse al estado de ánimo de cada uno en ese día concreto.

En cualquier caso, si valoramos la dominancia (capacidad de transmitir sensación de dominio de la situación desde el plano de la comunicación no verbal), en este caso, tenemos el marcador así: Rajoy 0 – Sánchez 1.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

Mariano Rajoy: el candidato esquivo

mariano rajoy

El lunes vimos el primer y único debate del candidato a la presidencia del gobierno por el Partido Popular. Hasta ayer, ha esquivado los formatos que impliquen discusión, y ha optado por apariciones amables en programas como “Qué tiempo tan feliz” con María Teresa Campos o “En tu casa o en la mía” con Bertín Osborne o incluso algún programa de fútbol. ¿Por qué rehuye Mariano Rajoy de la confrontación con otros candidatos? ¿Realmente es porque tiene un gran equipo detrás con quien repartirse las apariciones? Todos podemos opinar sobre este punto, pero vamos a ver qué nos dice la Comunicación No Verbal Científica al respecto.

Mariano Rajoy gana en el uno a uno; es decir, en los formatos en que está sólo con una persona. Eso seguramente lo sabe su equipo de campaña, que prefiere para él formatos de entrevistas, o de debate, como ayer, en el que tenga una sola persona preguntando o rebatiendo. ¿Por qué? Quizás la respuesta la podemos encontrar en la distinta velocidad de respuesta él respecto al resto de candidatos que podemos ver en debates a tres, a cuatro, a seis, etc. Quizás su carácter más bien introvertido haga que medite mucho las respuestas antes de hablar, pero eso seguramente se penaliza frente a políticos con veinte años menos, cuya agilidad mental en las respuestas (unos más que otros, todo hay que decirlo) no le hacen a Rajoy ningún favor.

Otro motivo por el que Rajoy se guarda de determinados formatos más “agresivos” podría ser que los nervios le juegan malas pasadas. Ayer pudimos ver su confusión verbal en el momento de mayor tensión, al decir “ruiz” en lugar de “ruin”. Pero en el plano no verbal también asistimos a numerosos tropiezos del candidato popular (puedes leer uno pinchando aquí).  Rajoy se pone nervioso muy fácilmente, basta por ejemplo que Pablo Iglesias se siente en posición de dominio, sin hablar siquiera, delante de él para que ocurra esto:

Puedes leer el análisis completo pinchando aquí.

Lo bueno es que los nervios se pueden controlar. Pero eso requiere entrenamiento. Hay diversos tipos de profesionales que ayudan en este sentido, coaches, psicólogos, expertos en PNL, etc.

Por último, y esto es lo que más empatía le resta con los ciudadanos. Le cuesta mucho mirar a su interlocutor y le cuesta mucho sonreir. Hice recientemente un análisis sobre estas carencias de Rajoy, que puedes volver a leer pinchando aquí.

Así pues, en el plano de la comunicación no verbal, Mariano Rajoy tiene algunos fallos que podrían mejorarse, y que le restan posiciones respecto a sus rivales políticos. Otra cosa es la gestión. Repito, como he dicho en anteriores análisis de candidatos: es importante la comunicación, pero el voto debería ir en función del programa electoral y de las expectativas de cumplimiento de ese programa.

 

El cara a cara: yo me quedo con el moderador

cara a cara

Ayer tuvimos el clásico cara a cara entre PP y PSOE. Un cara a cara en el que me sorprendió agradablemente la emoción que le pusieron los dos candidatos. Pudimos ver muchas expresiones faciales, y muchas microexpresiones (expresiones faciales inconscientes de muy corta duración), que fueron fruto de las emociones que iban saliendo en un sentido u otro, según el tema.

Si una “queja” reitereada tenemos los analistas en comunicación no verbal de Pedro Sánchez es su falta de naturalidad. Sin embargo, yo ayer lo vi bastante más natural que otras veces. Pude ver muchas expresiones faciales de ira:

PS EXPRESION IRA

Se distingue enseguida porque aparece la arruga característica de la glabela (las arrugas verticales que nos salen en el entrecejo).

Y también alguna expresión facial de tristeza:

PS EXPRESION TRISTEZA

Fijaos en las cejas: lo más característico de la expresión de tristeza es que la parte interna de las cejas se levanta. De hecho, para muchas personas, este movimiento es muy difícil hacerlo a voluntad, de forma artificial. Si no sientes tristeza, es muy díficil poner cejas de tristeza.

Volvió a utilizar el recurso de la sonrisa fingida (p. ej. min. 30’57) que ya señalamos algunos analistas en el debate a cuatro del lunes 7 de diciembre, aunque con menos frecuencia.

Como dicen muchos analistas políticos, Pedro Sánchez estuvo en posición de ataque durante todo el debate. Esto se corrobora a nivel verbal con una posición sentada hacia delante.

 

En cuanto a Mariano Rajoy, repitió varias veces (min. 34’40, min. 01’00’22, min. 01’01’46, min. 01’19’32), como consecuencia de esa posición de ataque de su oponente, una misma secuencia de dos movimientos: aleg y microtracción de las solapas de su chaqueta. Es decir, lleva su tronco atrás durante un momento y luego vuevle hacia delante (puedes leer más sobre el aleg pinchando aquí). El aleg implica incomodidad o inconformidad. No estoy a gusta con lo que está pasando, no estoy de acuerdo con lo que se ha dicho o hecho, y querría irme de aquí, pero no puedo. Por eso me voy echando la espalda atrás y luego vuelvo. Y justo después hace una microtracción de su chaqueta. El gesto de la microtracción tiene que ver con la autoridad. Reafirma su autoridad ante el ataque de Pedro Sánchez.

Me llama mucho la atención, hablando de autoridad, cómo, durante buena parte de su argumentación, señala con el dedo índice a Pedro Sánchez.

MR DEDO INDICE

Señalamos con el dedo índice a nuestro interlocutor cuando creemos que tenemos la autoridad, el dominio, o bien cuando queremos reafirmarlo porque se está cuestionando.

Podemos ver algunas microexpresiones de desprecio (min. 51’13, min. 51’16), así como un sagital superior, es decir, mentón hacia arriba, (min. 55’21), cuando Pedro Sánchez le acusa de haber recortado el derecho de las mujeres a ser madres y no se lo explica.

MR MICROEXPRESION DESPRECIO MR ss

Tengo aquí que destacar la habilidad que tendría Pedro Sánchez si se dedicara a realizar interrogatorios: hace preguntas dicotómicas a Mariano Rajoy, que no admiten más que un sí o un no. También a destacar la habilidad de Mariano Rajoy para no contestar directamente. Excepto en una ocasión: cuando Pedro Sánchez le pregunta si hubo o no rescate (min. 27’01), Mariano Rajoy dice “no”, mientras afirma con la cabeza. Es lo que llamamos en Comunicación No Verbal Científica un “sí/no de Paul Ekman” (por el investigador que definió este gesto). Niego con la palabra mientras afirmo con la cabeza, o bien afirmo con la palabra mientras niego con la cabeza. Esto es una incongruencia entre la palabra y el pensamiento.

Pero si alguien me cautivó fue el moderador, con algunos gestos que nos pueden hacer ver que no siempre estaba de acuerdo con lo que allí se estaba diciendo.

En primer lugar, su subconsciente parece que le traicionó un poco al introducir los temas que se iban a tratar en el cara a cara. Justo cuando dice “los partidos y la política”, señala a Mariano Rajoy (min. 05’54). ¿Considera que Rajoy tendrá que dar explicaciones?

CV INDICE

Pudimos ver varios aleg del moderador, que se producían en momentos clave.

En el min. 17’35, cuando Rajoy dice que “han bajado dos veces el IRPF y han exonerado de pagar la renta a las personas físicas que ganen menos de 12.000€”, Campo Vidal hace un aleg.

También lo hace en el min. 43’17, justo después de que Mariano Rajoy diga “libramos a España del rescate”.

Y donde mejor podemos la incomodidad del periodista en cuando ambos candidatos se acusan mutuamente de mentir (min. 1’20’15).

No sé si el moderador disfrutó anoche con su trabajo. Lo que es seguro es que estaba absolutamente implicado en el debate y en lo que allí se dijo. Así que, a la pregunta de quién ganó el debate, mi respuesta es: no lo sé, pero yo me quedo con el moderador.

 

La doble cara de los candidatos

imgme, myself and irene3

Después de la resaca del debate electoral del lunes pasado, hoy me he propuesto hacer un artículo un poco más light, a ver si destensamos el ambiente, que hay mucha presión política a estas alturas de la campaña. Así que os voy hablar de la asimetría de nuestras caras. Todos tenemos cierta asimetría en el rostro, a unos se nos nota más y a otros menos. De hecho, os confieso que cuando aprendí la técnica de la lateralidad de los rostros, hice la prueba con una foto mía. Y yo creo que aún estoy traumatizada. Esto que os voy a enseñar practicadlo con famosos que no conocéis personalmente o con personas que no tienen ningún complejo. Yo ya os digo que aún no lo he superado.

Ya que estamos en campaña electoral, he hecho este “juego” con los 6 candidatos a la presidencia del gobierno. Consiste en utilizar una foto en la que la persona esté de frente y mirando a cámara, y dividirla en dos lados, el izquierdo y el derecho. Luego se ponen en espejo, creando así una foto simétrica con dos lados izquierdos y otra foto simétrica con dos lados derechos. Os pongo las fotos (por orden alfabético del apellido) y luego os explico para qué sirve esto. Os pido disculpas porque algunas fotos son de mala calidad. Es muy difícil encontrar fotos en internet en las que alguien esté posando completamente de frente, mirando a cámara sin poner la mano delante, sin ladear la cabeza, etc.

Alberto Garzón

alberto garzon
FOTO ORIGINAL
alberto garzon 2 IZQUIERDO
DOS LADOS IZQUIERDOS
alberto garzon 2 DERECHO
DOS LADOS DERECHOS

 

Andrés Herzog

herzog
FOTO ORIGINAL
herzog 2 izquierdos
DOS LADOS IZQUIERDOS
herzog 2 derechos
DOS LADOS DERECHOS

 

Pablo Iglesias

 

pablo iglesias
FOTO ORIGINAL
pablo iglesias 2 izquierdos
DOS LADOS IZQUIERDOS
pablo iglesias 2 derechos
DOS LADOS DERECHOS

 

Mariano Rajoy

mariano rajoy 2
FOTO ORIGINAL
mariano rajoy 2 izquierdo copia
DOS LADOS IZQUIERDOS
mariano rajoy 2 derechos
DOS LADOS DERECHOS

 

Albert Rivera

Albert-Rivera (1)
FOTO ORIGINAL
Albert-Rivera 2 IZQUIERDO
DOS LADOS IZQUIERDOS
Albert-Rivera 2 DERECHOS
DOS LADOS DERECHOS

 

Pedro Sánchez

PEDRO-SANCHEZ-001
FOTO ORIGINAL
PEDRO-SANCHEZ 2 izquierdos
DOS LADOS IZQUIERDOS
PEDRO-SANCHEZ 2 derechos
DOS LADOS DERECHOS

 

Y ahí va la explicación. Nuestro cerebro no tiene las mismas funciones en los dos hemisferios. Aun estando conectados entre sí por el cuerpo calloso, cada uno tiene unas funciones diferenciadas. Así, el hemisferio derecho se ocupa más bien de las funciones que tienen que ver con las emociones, con el yo, con la espontaneidad.

En el hemisferio izquierdo, por el contrario, se encuentran las funciones más racionales, que tienen que ver con el lenguaje, con el cálculo, el razonamiento, el control.

Hay un fenómeno de decusación (cruce), por el cual el hemisferio derecho (el “emocional”) controla nuestro lado izquierdo del cuerpo y de la cara. Y nuestro hemisferio izquierdo (el “racional”) controla nuestro lado derecho del cuerpo y de la cara.

En el primer lugar donde se aprecia la diferencia en la actividad cerebral es en el rostro. Por eso, nuestro lado izquierdo de la cara suele ser de facciones más suaves, de mirada más dulce. Y nuestro lado derecho de la cara normalmente es más duro, con la mirada más afilada. Ahora volved a mirar las fotos.

Os pongo otro ejemplo, esta vez de Steve Jobs.

stevejobs
FOTO ORIGINAL
stevejobs2izquierdos
DOS LADOS IZQUIERDOS
stevejobs2derechos
DOS LADOS DERECHOS

 

Para acabar, os pongo un ejemplo en el que se ve perfectamente el concepto de lateralidad y que me llamó mucho la atención cuando estaba estudiando. Fue el caso de José Bretón. El día en que la guardia civil lo llevó a hacer la reconstrucción de los hechos del crimen de sus dos pequeños, le tomaron esta foto:

 

jose breton
FOTO ORIGINAL

 

Fijaos en su lado izquierdo:

jose-breton 2 partes izquierda
DOS LADOS IZQUIERDOS

 

Y ahora fijaos en su lado derecho: ¿véis la diferencia hasta en la expresión respecto al lado izquierdo?

jose-breton 2 partes derecha
DOS LADOS DERECHOS

 

Por cierto, ¿os habías fijado en que el cartel de la película Yo, yo mismo e Irene de Jim Carrey que he puesto al principio tiene los lados cambiados? 😉

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

 

Por qué Rajoy no conecta con los ciudadanos

Mariano Rajoy la sexta

Podemos estar de acuerdo o no con las políticas que ha emprendido el Partido Popular durante estos últimos cuatro años de gobierno. Pero hay una brecha evidente entre el nivel comunicativo de Rajoy y el del resto de candidatos a la presidencia del gobierno. Eso lo percibimos todos, no hay que ser experto en nada. Si bien, ya lo he dicho en alguna ocasión, el voto debería ser racional, y votarse en función de programas y expectativas de cumplimiento de ese programa, lo cierto es que, al igual que cuando compramos, votamos por emoción. Votamos a quien nos hace sentir mejor, bien porque nos inspira seguridad, bien porque nos da sensación de esperanza o de libertad por romper el status quo, o hasta porque nos parece más guapo o con la voz más bonita, etc. La emoción es la que domina muchas veces este tipo de decisiones. Y en este sentido, la comunicación no verbal tiene mucho que decir. ¿Pero, en el caso de Mariano Rajoy, qué gestos son los que crean esa percepción de distancia con él?

En primer lugar, me llama la atención el hecho de que hace poco gestos, y estos son rectilíneos. Utiliza casi siempre la mano derecha para argumentar. Es decir, su discurso no es espontáneo, no nace de la emoción sino de la razón, de lo aprendido. Nuestro lado derecho del cuerpo y de la cara es nuestro lado más racional, mientras que el izquierdo es más emocional (esto es debido a las distintas funciones de los dos hemisferios cerebrales). En su intervención de ayer pudimos ver buena muestra de ello. Rajoy hablada desde el raciocinio, incluso tocando temas tan sensibles como la violencia de género, la discapacidad, etc. No había emoción.

Mira muy poco a su interlocutor, probablemente porque necesita apartar la mirada para poder ordenar sus pensamientos. Si lo normal es mirar a nuestro interlocutor en un 80% del tiempo cuando escuchamos y en un 60% del tiempo cuando hablamos nosotros, en Rajoy, estos tiempos se reducen sensiblemente, sobre todo cuando habla. Y no sólo aparta la mirada, sino que mira hacia abajo, lo cual le resta autoridad, dominio de la situación.

rajoy mirada

Si a esto, le unimos un sagital inferior (mentón hacia abajo) muy marcado en numerosas ocasiones, la sensación de falta de seguridad en sí mismo se potencia. Y si no doy sensación de confianza en mí mismo, me resto confiabilidad.

rajoy SI

Sonríe muy poco. Un estudio de la Universidad de York de julio de 2014 demostró que la percepción de la accesibilidad de una persona viene determinada en buena medida por la amplitud de su sonrisa. Albert Rivera sonríe mucho, y Pablo Iglesias se está poniendo la pilas con la sonrisa (seguramente, alguien se lo ha aconsejado, porque ha habido un cambio bastante drástico respecto a sus primeras intervenciones). Pero a Rajoy le cuesta mucho. Al menos, en público.

Es muy probable que el carácter introvertido de Mariano Rajoy le pase factura en los platós y en los mitines. No sé hasta qué punto es exigible el que un candidato conquiste con su comunicación no verbal. En cualquier caso, Mariano Rajoy tiene esa asignatura pendiente.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

Mariano Rajoy no mira a cámara

CVVnSOSXIAAOxZ9

Ayer empezó la campaña electoral, así que me he puesto las pilas y he empezado a mirar las webs de todos los candidatos. Me ha llamado especialmente la atención la de Mariano Rajoy, así que voy a dedicarle este post. Si entráis en la web http://www.participarenserio.es/candidatos/, veréis que salen las fotos de los cabezas de lista por el PP de cada provincia. Curiosamente, todos, excepto uno, el de Navarra, miran a cámara. Bueno, excepto el de Navarra y el de Madrid, Mariano Rajoy.

Lo cierto es que mirar a cámara y quedar bien no es tan sencillo, y más cuando se tiene un sanpaku de estatua. Vamos a ver qué es eso. Fijaos en estas fotos que he escogido al azar, en las que Rajoy sale de frente.

rajoy de frente03 rajoy de frente02 sanpaku rajoy de frente01

En todas se puede apreciar el sanpaku inferior de Rajoy. El sanpaku es una palabra de origen japonés que significa “tres lados”. Normalmente, se nos ven dos lados blancos del ojo (la esclera), el izquierdo y el derecho. Pero hay días en que estamos muy cansados y se nos ven los dos lados más la parte de abajo. Eso es un sanpaku inferior.

También puede ocurrir que alguien nos diga algo que no nos gusta o suceda algo que nos desagrada, y entonces nuestras mejillas caigan dando lugar a la aparición de un sanpaku inferior. De hecho, ésta es una herramienta muy útil cuando estamos en una reunión con alguien, ya sea a nivel personal o profesional, para saber si se encuentra molesto.

Pero en este caso, Mariano Rajoy ya viene con el sanpaku de casa. Lo tiene siempre. En Comunicación No Verbal Científica, decimos que lo tiene de estatua (es decir, no corresponde a ningún momento concreto, sino que forma parte de su fisionomía). Eso hace que parezca más cansado o, según las situaciones, más molesto. Le resta atractivo en cualquier caso. Es mucho más fácil disimularlo en una foto de lado, que si se le toma de frente.

Bertín Osborne dijo en su programa “En tu casa o en la mía” que Mariano Rajoy tenía una mirada clara. No sé exactamente a qué se refería. Pero yo digo que tiene una mirada con sanpaku. 🙂

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

 

 

Sara Carbonero se cruza de brazos

carbonero-moncloa2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ayer fue un gran día para Iker Casillas y Sara Carbonero. El ex-portero del Real Madrid recibió de manos del Presidente Mariano Rajoy la Gran Cruz del Mérito Deportivo. Sin duda, un momento memorable en la vida del portero.

Pero el interés no verbal estaba en la actitud de su mujer, la periodista Sara Carbonero. Mirad primero el vídeo:

¿No os llama la atención el cruce de brazos de Sara Carbonero? De hecho, lo hace en dos momentos: cuando está posando para los periodistas (min. 0’16) y cuando conversa con Mariano Rajoy (min. 3’42).

Os quiero hablar del primer cruce de brazos. Sara Carbonero se cruza de brazos (min. 0’16), y la Sra. que está acompañandola (¿alguien sabe quién es? ¿la mujer de Rajoy?) la imita y se cruza también (min. 0’23). Esa imitación en comunicación no verbal tiene mucho significado. Cuando hay sintonía entre dos personas, éstas tienden a adoptar posturas similares o incluso en espejo. Esto es porque las neuronas espejo se ponen a trabajar y generan lo que llamamos empatía. En este caso, teniendo en cuenta que en cuanto la señora adopta la posición de brazos cruzados, Sara Carbonero descruza los suyos, podemos pensar que es la otra señora la que empatiza más con Sara Carbonero que al revés.

El segundo momento en que la popular periodista cruza los brazos es cuando se pone a charlar, junto a su marido, con Mariano Rajoy (min. 3’42). Protocolariamente, os podéis imaginar que no es la mejor postura para un acto oficial de estas características. Alguno puede pensar que se trata de una postura de comodidad. En efecto, los brazos cruzados, si no hay tensión en las articulaciones, es una postura que podemos adoptar en un momento de comodidad. Lo raro es adoptarla en un acto protocolario como estos, más aún cuando, a pesar de romperse la escena original en la que conversaban los tres y aparecen varias personas más que se unen al grupo, su postura no cambia.

Debido a que hace poco que anunciaba su segundo embarazo, puede que supiera que los periodistas gráficos iban a intentar captar fotos de su barriguita, y por eso intentaba disimularla de forma deliberada. Es posible.

Pero ahora me gustaría que fueras al min. 3’03. Oculta sus dedos corazón y anular.

sara carbonero microdisimulacion

Nuestro dedo corazón tiene que ver con la espontaneidad y nuestro dedo anular tiene que ver con la familia. Cuando ocultamos nuestros dedos corazón y anular a la vez y además se trata de los dedos de la mano derecha, la lectura que podemos extraer es algo así como: “me siento cohibida por algo que pasa fuera y deseo proteger a mi familia de esta situación”.

Sin duda, un momento tan gratificante para la pareja como incómodo para Sara Carbonero.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.