Saltar al contenido

Justin Bieber

“¿Un poco qué? Un poco chorras”: Miguel Angel Rodríguez vs Albert Rivera

rivera rodriguez

Aunque Justin Bieber acapara esta semana numerosos titulares por los desplantes a los programas españoles, y ahora también a sus fans de Oslo, yo me voy a decantar por analizar una intervención de Albert Rivera en el programa de “El Cascabel”. No es que lo de Justin Bieber no tenga miga; sólo hay que ver el micropicor en la nariz que hace Pablo Motos justo cuando Bieber lanza la carta que le había dado Jandro (min. 1’45), que denota que no le ha gustado el gesto del cantante.

Simplemente, es que me da mucha pena que un chaval de 21 años esté tan quemado ya. Por mucho éxito que tenga, estos días lo he visto muy solo y desubicado. Así que prefiero hablar de Miguel Angel Rodríguez y Albert Rivera. Nos dejan un momento precioso para la Comunicación No Verbal Científica, porque me van a permitir explicaros el rotativo derecho.

Pero primero mirad el vídeo. En concreto, a partir del min. 2’30.

Fijaos qué hace Miguel Angel Rodríguez justo cuando Albert Rivera dice “un poco chorras, con perdón”. Mientras dice “¿un poco qué?”, Miguel Angel Rodríguez gira su cabeza para mostrar su lado derecho de la cara, es decir, su rotativo derecho. Damos nuestro lado derecho de la cara para poder mirar con nuestro ojo derecho. Lo hacemos cuando estamos en control, vigilantes. Algo no nos ha gustado y nos ha hecho ponernos suspicaces, en alerta.

Acto seguido (min. 2’42), mueve la mano derecha hacia la derecha. Eso es la dimensión socioafectiva. Es decir, llevamos la mano derecha hacia la derecha para aquellas cosas que no nos gustan. Por el contrario, solemos mover la mano izquierda hacia la izquierda para referirnos a aquellas cosas que sí nos gustan. Ésta es una herramienta muy útil en negociación: ponle a tu cliente dos productos similares justo delante y pídele que los observe y los vuelva a dejar encima de la mesa. Seguramente, el producto que sitúe a su izquierda será aquel que más le gusta y el derecha el que menos le gusta.

Como véis, en Comunicación No Verbal Científica igual hablamos de Justin Bieber que de Albert Rivera o Miguel Angel Rodríguez. Porque nadie deja de comunicarse a través de su cuerpo.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

¿Cómo distinguir rápidamente el asco del desprecio?

Paul Ekman, máximo exponente en lo que a la expresión de las emociones se refiere, define una clara diferencia entre la expresión del asco o repugnancia y la expresión del desprecio. Aunque cada una de estas dos emociones tiene muchos matices en cuanto a su expresión, sí se puede diferenciar el asco del desprecio en la nariz, así como en la boca. Mientras que la nariz arrugada es característica del asco, solemos apreciar una falsa sonrisa asimétrica (una comisura más alta que otra) en la expresión del desprecio.

Sonia El Hakim

29_09_2010_16_33_37_551082000barcenas-peineta-RECORTADA