Saltar al contenido

detección mentira

El “no” falso de Susana Díaz

no falso Susana Díaz

Que los políticos no son siempre sinceros ya lo sabemos todos. Pero si además los periodistas intentan que digan lo que ellos tienen consigna de no decir, se producen situaciones como la de ayer con Susana Díaz en el programa de La Sexta “Al Rojo Vivo”.

Los periodistas Antonio García Ferreras y Eduardo Inda intentaban sacarle una declaración sobre el día después de las elecciones, que diera por supuesto que las iban a perder y que iba a haber un cambio de líder en Psoe. La Presidenta andaluza, como es de suponer, desviaba las respuestas.

Pero cuando Antonio García le menciona a un posible suplente de Pedro Sánchez a iniciativa de Rubalcaba, Patxi López (min. 0’39), podemos ver como Díaz niega con la cabeza mientras dice “no”. Por un lado, el no es falso, según la comunicación no verbal científica porque comienza el gesto mostrando primero el lado izquierdo de la cara. Este gesto implica mentira o duda. Creo que lo que digo no es cierto o bien no estoy seguro de que lo digo es del todo cierto, y por eso hago el no falso. Puedes leer más sobre el no falso pinchando aquí. Pero si os fijáis además en voz, podéis ver como el volumen baja, y el “no, noo” se alarga.

El segundo “no falso” que podemos encontrar en la intervención de Susana Díaz cuando Eduardo Inda le pregunta si 80 diputados sería un fracaso (min. 4’26). Hace un no falso clarísimo, mientras mira hacia abajo. Si bien no mirar al interlocutor no es un gesto que esté etiquetado como gesto de mentira, en este caso acompaña.

Y es que no siempre es fácil tener que callar datos que perjudican los intereses del partido, cuando el trabajo de los periodistas es justamente hacer hablar al político.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

 

 

 

 

 

Se veía venir

quiroga--575x323

Me parece que me voy a dejar lo de los análisis y la formación en comunicación no verbal y me voy a hacer pitonisa. Ayer estuve viendo el vídeo de la secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, en el que aseguraba rotundamente no saber qué decisión iba a tomar Arantza Quiroga, la hasta hoy presidenta del PP vasco. Cuando lo vi, supe que estaba mintiendo, pero la prudencia y algo parecido a la ética que intento mantener al tratarse de un tema no resuelto me hicieron morderme la lengua.

Y ¿cómo podía saber que estaba mintiendo Nerea Llanos? Por los “no” falsos que hizo. Hasta 4 nada menos en un corte de menos de un minuto y medio.

¿Qué es un no falso? Para negar con la cabeza la giramos de un lado a otro, normalmente varias veces. Hay una herramienta que utilizamos en detección de mentiras que es el “no falso”. Depende de por dónde empecemos el movimiento, estamos seguros de lo que decimos o bien tenemos dudas. Se trata de un gesto estudiado y etiquetado con más de 85% de fiabilidad.

Cuando estamos seguros, empezamos el movimiento de cabeza de negación mostrando nuestro lado derecho de la cara. Pero cuando no estamos seguros o directamente estamos falseando la verdad de forma consciente (estamos mintiendo, vamos), comenzamos la negación mostrando nuestro lado izquierdo de la cara.

Fíjate ahora en el vídeo: min. 0’04, min. 0’30, min. 0’37 y min. 0’38.

El “no falso” es una de las herramientas que manejamos en Comunicación No Verbal Científica para la detección de mentiras, aunque hay bastantes más. Y, en política, lo solemos encontrar con bastante asiduidad. Puedes leer más sobre esta noticia pinchando aquí.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

Julián Muñoz o la herencia de sus padres

julian muñoz

 

Julián Muñoz, el ex-alcalde de Marbella y ex-novio de Isabel Pantoja se presentaba ayer en el juzgado con un aspecto muy desmejorado. Los titulares de la noticia de su declaración ante el juez aluden a que ha reconocido los hechos, se ha arrepentido y ha pedido perdón. Pero yo me voy a centrar en el momento en el que alude al dinero que tiene (a partir del min. 1’13).

“Lo que yo tengo de…. y no tengo nada más.” Dice esta última parte de la frase mucho más rápida que el resto del discurso. Cuando mentimos, solemos cambiar el ritmo de las frases donde está incluida la mentira. Las pronunciamos más lentamente cuando estamos dándonos tiempo para inventar, y las decimos más rápido cuando lo que queremos es quitarnos la mentira de encima, decirla lo antes posible.

A partir de ahí comienzan las pausas (3), el alargamiento de las palabras (2), las trabas (2), la repetición de palabras (2)…

Muy interesante es el cuadrante ocular que utiliza Julian Muñoz justo cuando se supone que está recordando de qué es fruto el capital que tiene retenido, es decir, de dónde sale el dinero que tiene (min. 1’29). Justo antes de decir que proviene de una herencia de sus padres, mira arriba a la derecha. Cuando recordamos un hecho muy concreto como éste, deberíamos mirar a la izquierda. En ese momento, Julián Muñoz está creando el discurso, no recordando.

Y para rematar el momento, notamos como sube el tono (es decir, lo hace más agudo) al decir que el dinero que tiene retenido es fruto de una herencia de sus padres. La palabra “padres”, es mucho más aguda que el resto. Cuando mentimos, es muy habitual que la última palabra de la frase en la que hemos incluido nuestra mentira sea más aguda, puesto que las cuerdas vocales se estiran con la sensación de la mentira.

Precioso momento que nos ha regalado Julián Muñoz a los amantes de la comunicación no verbal.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

 

 

¿Miente Luis De Guindos?

Spain's Economy Minister Luis de Guindos reacts at the start of an European Union finance ministers meeting at the EU Council in Brussels May 15, 2012. EU finance ministers and officials meet on Tuesday to discuss new capital rules aiming to cover bank's risks and possibly to decide on Europe's candidate as head of the European Bank for Reconstruction and Development. REUTERS/Francois Lenoir (BELGIUM - Tags: BUSINESS POLITICS)

Ayer 23 de agosto, Luis de Guindos concedió una entrevista a la Agencia Efe de noticias, en la que auguraba un crecimiento de la economía en el tercer trimestre.

Me llama mucho la atención la paralingüística de De Guindos al referirse a algunas cuestiones. En concreto, entre el min. 0’32 y el 1’01, esto es, en apenas 30 segundos, nos encontramos una pausa, 2 disminuciones de volumen, 2 aumentos de tono, un alargamiento de la palabra y además un si/no de Paul Ekman.

En concreto:

– min. 0’32: pausa

– min. 0’37: baja el volumen

– del min. 0’37 al min. 0’40: alarga la palabra (“aaaaaa”)

– min. 0’40: coletilla (“eeeehhhh”)

– min. 0’58: sube el tono (“perdido”) y baja el volumen

– min. 1’01: mientras afirma que nuestro sistema bancario está mucho más saneado está haciendo una negación con la cabeza, esto es un si/no de Paul Ekman.

– min. 1’02: sube el tono (“saneado”)

Uno de los aspectos de la comunicación no verbal que menos podemos controlar es la paralingüística, nuestra voz. Cuando mentimos, se produce muchas veces una serie de cambios en nuestra voz. Nuestras cuerdas vocales se estiran, y, como consecuencia de ello, nuestro tono sube, se hace más agudo. Esto lo hacemos normalmente en la última palabra de la frase. Además, muchas veces, bajamos el volumen, cuando nos sentimos culpables por mentir. Las pausas, el alargar las palabras y las coletillas tienen como finalidad darnos tiempo para estructurar bien el mensaje que vamos a transmitir.

Porque las palabras las podemos controlar. Pero la comunicación no verbal nos delata.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

 

 

 

Desmontando una falsa creencia

breton_recortada1

Es muy probable que hayas escuchado alguna vez eso de que cuando alguien mira hacia la izquierda está diciendo la verdad y cuando mira a la derecha está mintiendo. Bien, pues eso es totalmente falso. Lo primero que tenemos que hacer es acotar a quién se puede aplicar la regla de los cuadrantes oculares. Esta regla sólo sirve para las personas cuya lengua materna se escriba de izquierda a derecha. Es decir, a los árabes no se les podría aplicar, por ejemplo. Además, no se puede aplicar a los niños muy pequeños que aún no han aprendido a leer y escribir.

¿Por qué? Porque nuestro cerebro, cuando de niños tomamos consciencia de que se escribe y se lee de izquierda a derecha, asocia la izquierda con el pasado y la derecha con el futuro, con lo que aún no ha ocurrido. Entonces, ¿qué lectura hay que darle al que una persona esté mirando hacia la izquierda? Simplemente significa que está recordando. Aunque tambien podría mentir mientras recuerda. ¿Y cuando mira hacia la derecha? Que está creando el discurso, o bien que está calculando. Luego, puede mirar hacia la derecha y estar diciendo la verdad.

¿La clave? Saber preguntar. Es muy importante, en detección de mentiras, hacer la pregunta adecuada para que la otra persona sólo pueda responder después de haber recordado, esto es, después de mirar a la izquierda. Pero imagínate que se trata de un hecho muy reciente, de hace apenas unos minutos. En ese caso, tampoco necesitaría mirar a la izquierda para recordar.

Lo cierto es que si detectar mentiras fuera tan sencillo, la policía lo tendría muy fácil a la hora de tomar declaración a un sospechoso. Y no es así.

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

Fernández Díaz y la indemnización en diferido de Cospedal: busca las diferencias

fernandez diaz

Cuando he visto hoy la comparecencia de Jorge Fernández Díaz en el Congreso de los Diputados para dar explicaciones sobre su reunión con Rodrigo Rato, me ha recordado a la famosa rueda de prensa de Cospedal, en la que explicaba la indemnización en diferido que le hicieron a Bárcenas.

Y es que, si nos fijamos en la paralingüística (todo lo relativo a la voz y el discurso, excepto las palabras en sí), podemos ver muchísimas similitudes.

En concreto, en el vídeo que os pongo más abajo, he contado:

– 3 pausas: dejamos de hablar en medio de una frase para pensar lo que vamos a decir después (min. 0’11, min.0’26 y min.0’32)

– 2 lapsus linguae: nos equivocamos de palabras (min. 0’30 y min 0’38).

– 5 repeticiones de palabras o expresiones: repetimos palabras o partes de una frase para aprovechar ese tiempo para pensar (min. 0’24, min. 0’29, min. 0’40, min. 0’49 y min. 0’52).

– 1 aumento de velocidad: decimos una palabra o un grupo de palabras, normalmente al final de la frase, bastante más rápido que el resto. Esto lo hacemos cuando estamos diciendo una mentira y queremos acabar pronto. Así mismo, normalmente bajamos el volumen, porque somos conscientes de que estamos mintiendo, y sentimos vergüenza o apuro.

Eso, en cuanto a la paralingüística. En cuanto a la posición en la que está sentado, podemos ver que tiene el tronco hacia delante y el hombro izquierdo adelantado. Esta posición sentada, en sinergología, se etiqueta como un gesto de duda o de argumento débil, es decir, no se está de acuerdo o se duda de lo que se está diciendo.

Por último, podemos ver durante toda la intervención cómo el Ministro del Interior tiene un sagital inferior, esto es, el mentón hacia abajo. Es un signo de vergüenza.

Aunque Dios me libre de decir que Fernández Díaz está mintiendo, al menos en lo que a la llamada de Rajoy se refiere, os dejo el análisis no verbal para que saquéis vuestras propias conclusiones. Y os dejo los dos vídeos, el del Ministro y el de Cospedal, para que podáis ver las similitudes.

 

Si este post te ha parecido útil, puedes registrar tu e-mail en el formulario de suscripción (a tu derecha en el ordenador o abajo del todo en el móvil), y te llegará un mail con cada nuevo artículo.

 

 

 

 

Caníbales, premio Nobel y detección de mentiras

¿Qué tienen que ver una tribu de caníbales con un premio Nobel y la detección de mentiras? El nexo de unión es Paul Ekman.

La tribu de los Fore y la detección de mentiras

En los años 60, el médico estadounidense Daniel Carleton estudió la causa del kuru, una enfermedad por la que los Fore,una tribu caníbal de Papúa Nueva Guinea, estaban muriendo a marchas forzadas. Años más tarde, en 1976, le fue concedido el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de los virus lentos, como el kuru o el SIDA.

En esa misma época, los 60, el Dr. Paul Ekman, un profesor de psicología de la Universidad de California, fue contratado por el gobierno de Estados Unidos para estudiar la universalidad de la expresión las emociones, es decir, qué había de cultural y qué había de innato en la expresión de las emociones. La primera población que estudió fue precisamente la tribu de los Fore, invitado por Carleton.

En la actualidad, Paul Ekman, ya retirado de su trabajo como profesor de universidad, se dedica a la investigación en comunicación no verbal, siendo referente en lo que a expresiones faciales se refiere. En concreto, es experto en la detección de mentiras.

 

 

¿Miente el Pequeño Nicolás?

Pequeño Nicolas

El sábado 18 de abril Francisco Nicolás, el Pequeño Nicolás, estuvo en el programa de Telecinco Un Tiempo Nuevo. Este personaje ha revolucionado la sociedad en general y el mundo del cotilleo en particular, por la locuacidad de su discurso y el aplomo con el que hace afirmaciones implicando a personas  de muy alto nivel.

En lo que a su comportamiento no verbal se refiere, si nos fijamos únicamente en sus gestos, tiene una comunicación no verbal que suele ser acorde con su discurso. Destacamos del corte que insertamos en esta entrada, las manos en v, juntando las yemas de los dedos de ambas manos. Este gesto, que además se hace a una altura bastante elevada, da a entender un sentimiento de superioridad respecto a su interlocutor.

Sin embargo, si nos fijamos en sus cuadrantes oculares, es decir, hacia donde mira, sí podemos comprobar que, en momentos de su discurso en que lo lógico sería que estuviese recordando la información, lo que hace es crear o inventar su discurso. En las sociedades en que escribimos de izquierda a derecha, asociamos el cuadrante izquierdo al pasado, al recuerdo por tanto, en cuanto tenemos consciencia del sentido de la escritura. Y el cuadrante derecho, lo asociamos al futuro o no ocurrido, a la creación o invención. Así, es normal mirar hacia la derecha cuando estamos calculando, cuando estamos creando una argumentación, cuando estamos inventando algo,etc. Pero miramos a la izquierda cuando buscamos información almacenada de algo que ha ocurrido. Si os fijáis en la intervención de Francisco Nicolás, veréis que práctimente no mira a la izquierda, a pesar de que le hacen varias preguntas para las que debería buscar en su información almacenada. Sacad vuestras conclusiones.

Sonia El Hakim

Pequeño Nicolas
Pincha sobre la foto para ver el vídeo