Saltar al contenido

Caníbales, premio Nobel y detección de mentiras

¿Qué tienen que ver una tribu de caníbales con un premio Nobel y la detección de mentiras? El nexo de unión es Paul Ekman.

La tribu de los Fore y la detección de mentiras

En los años 60, el médico estadounidense Daniel Carleton estudió la causa del kuru, una enfermedad por la que los Fore,una tribu caníbal de Papúa Nueva Guinea, estaban muriendo a marchas forzadas. Años más tarde, en 1976, le fue concedido el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de los virus lentos, como el kuru o el SIDA.

En esa misma época, los 60, el Dr. Paul Ekman, un profesor de psicología de la Universidad de California, fue contratado por el gobierno de Estados Unidos para estudiar la universalidad de la expresión las emociones, es decir, qué había de cultural y qué había de innato en la expresión de las emociones. La primera población que estudió fue precisamente la tribu de los Fore, invitado por Carleton.

En la actualidad, Paul Ekman, ya retirado de su trabajo como profesor de universidad, se dedica a la investigación en comunicación no verbal, siendo referente en lo que a expresiones faciales se refiere. En concreto, es experto en la detección de mentiras.

 

 

¿Miente el Pequeño Nicolás?

Pequeño Nicolas

El sábado 18 de abril Francisco Nicolás, el Pequeño Nicolás, estuvo en el programa de Telecinco Un Tiempo Nuevo. Este personaje ha revolucionado la sociedad en general y el mundo del cotilleo en particular, por la locuacidad de su discurso y el aplomo con el que hace afirmaciones implicando a personas  de muy alto nivel.

En lo que a su comportamiento no verbal se refiere, si nos fijamos únicamente en sus gestos, tiene una comunicación no verbal que suele ser acorde con su discurso. Destacamos del corte que insertamos en esta entrada, las manos en v, juntando las yemas de los dedos de ambas manos. Este gesto, que además se hace a una altura bastante elevada, da a entender un sentimiento de superioridad respecto a su interlocutor.

Sin embargo, si nos fijamos en sus cuadrantes oculares, es decir, hacia donde mira, sí podemos comprobar que, en momentos de su discurso en que lo lógico sería que estuviese recordando la información, lo que hace es crear o inventar su discurso. En las sociedades en que escribimos de izquierda a derecha, asociamos el cuadrante izquierdo al pasado, al recuerdo por tanto, en cuanto tenemos consciencia del sentido de la escritura. Y el cuadrante derecho, lo asociamos al futuro o no ocurrido, a la creación o invención. Así, es normal mirar hacia la derecha cuando estamos calculando, cuando estamos creando una argumentación, cuando estamos inventando algo,etc. Pero miramos a la izquierda cuando buscamos información almacenada de algo que ha ocurrido. Si os fijáis en la intervención de Francisco Nicolás, veréis que práctimente no mira a la izquierda, a pesar de que le hacen varias preguntas para las que debería buscar en su información almacenada. Sacad vuestras conclusiones.

Sonia El Hakim

Pequeño Nicolas
Pincha sobre la foto para ver el vídeo

 

¿Cómo distinguir rápidamente el asco del desprecio?

Paul Ekman, máximo exponente en lo que a la expresión de las emociones se refiere, define una clara diferencia entre la expresión del asco o repugnancia y la expresión del desprecio. Aunque cada una de estas dos emociones tiene muchos matices en cuanto a su expresión, sí se puede diferenciar el asco del desprecio en la nariz, así como en la boca. Mientras que la nariz arrugada es característica del asco, solemos apreciar una falsa sonrisa asimétrica (una comisura más alta que otra) en la expresión del desprecio.

Sonia El Hakim

29_09_2010_16_33_37_551082000barcenas-peineta-RECORTADA