Saltar al contenido

Archivo por meses: julio 2015

La ira reprimida de Tsipras

Hace pocos días, el vídeo de la intervención del liberal belga Guy Verhofstadt en la eurocámara dirigiéndose a Alexis Tsipras se convirtió en viral en las redes. Verhofstadt abroncaba vehementemente a Tsipras, que escuchaba atentamente, y que, incluso, llegó a agradecerle con un gesto y una sonrisa su intervención.

Pero este ejemplo, en el que después de recibir una dura reprimenda, ésta se recibe con una sonrisa, nos sirve para ver el poder de la Comunicación No Verbal Científica.

Tsipras puño

La sonrisa es la primera expresión de una emoción, la alegría (con todos sus grados y matices), que aprendemos a efectuar de manera consciente, a partir de los 18 meses de vida. Un pequeñín de 2 años es capaz de sonreir a voluntad. En el caso que nos ocupa, justo antes de forzar esa sonrisa, vemos que Tsipras siente un micropicor en el puño derecho. De nuestros ancestros más remotos, tenemos el reflejo fisiológico que hace que, en momentos de ira, la sangre fluya hacia nuestros puños, para darnos la energía suficiente para pegar. Como, después de años de socialización, reprimimos (no siempre, claro) nuestros deseos de “pegar” cuando algo nos enfada, nos pica el puño. Y nos rascamos de manera insconsciente, sin darnos apenas cuenta.

Además, si nos fijamos en la boca de Tsipras justo en ese momento, tiene los labios en ostra, metidos hacia dentro. Ponemos los labios en ostra cuando sentimos ira o miedo.

Sin embargo, vemos que al final del vídeo, Tsipras sonríe con una especie de “reverencia” con la cabeza, en señal de agradecimiento a Verhofstadt. Este movimiento, junto con la sonrisa, son gestos voluntarios, que hace conscientemente, porque es lo que quiere transmitir.

Así, nos encontramos con dos emociones totalmente diferentes: la ira y la alegría. ¿Cuál es la que realmente siente Tsipras?

Puedes ver el vídeo completo aquí:

Cómo convertirte en un diablo seductor

david lorenzo adkinson

Hace unos días, un amigo mío pianista, David Lorenzo Adkinson, publicó en su facebook la foto que acababa de hacerle José Santivañezhttps://www.flickr.com/photos/kosakonka/) para su canal de soundcloud (https://soundcloud.com/davidadkinson).

La foto me llamó poderosamente la atención, porque, yo, que conozco bastante bien a David, y sé que es una bellísima persona, vi en esa foto a un ser maligno, poderoso y, a lo película de Hollywood, un diablo seductor. Posteriormente, hablando con él, me dijo que era precisamente eso lo que intentaba transmitir.

Así que publico este post para analizar cómo una simple foto puede enviarnos un mensaje concreto, a través no sólo del maquillaje o el vestuario, sino, sobre todo, a través de la postura, la mirada, etc.

Vayamos por partes. ¿Por qué David nos transmite esa idea de que es un ser poderoso?

Lo primero en lo que debemos fijarnos es en la mirada. Como podéis apreciar, tiene los párpados inferiores y también los superiores elevados, y la mirada agudizada. Está “clavando su mirada en su víctima”. Ésta sería la típica expresión de ira, si no fuera porque sus cejas están totalmente relajadas. Así que no hay ira, hay control, poder.

david lorenzo adkinson ojosMás evidente si cabe es la posición de sus manos. Las manos en V transmiten autoridad (es una posición que le gusta mucho a los políticos). Además, hace este bucle en un nivel alto, con lo cual la lectura sería: “me siento superior a vosotros, soy el que manda y quiero que se note”.

david lorenzo adkinson manos

Pero, además de transmitir ese poder, vemos que David quería transmitir cierto aire “canalla”, de personaje maligno pero carismático y seductor. ¿Cómo consigue seducirnos?

Por un lado, su mentón está ligeramente hacia abajo. Un sagital ligeramente inferior es un signo de acercamiento. Todos somos más atractivos cuando bajamos levemente el mentón que cuando lo tenemos en una altura neutra (haz la prueba mirándote en el espejo). El mentón ligeramente bajado es un gesto de los que encuadramos dentro del área de seducción.

Además, tiene la boca ligeramente abierta. Una persona con la boca abierta está lista para establecer comunicación. Te va a escuchar o te va a hablar.

Por último, no he podido resistirme a hacer una comparativa de sus lados derecho e izquierdo. Aunque ya hice un post dedicado expresamente a la diferencia entre nuestro lado derecho y nuestro lado izquierdo (pincha aquí para leerlo), no he querido dejar pasar la ocasión de comparar los dos lados de David. Y es que nuestro cerebro hace la “media” de nuestros dos lados. Pero si los vemos por separado, podemos observar cómo el lado derecho es mucho más “maquiavélico”, controlador y racional, que nuestro lado izquierdo, más dulce, más redondeado en sus formas.

Dos lados derechos de David
Dos lados derechos de David
Dos lados izquierdos de David
Dos lados izquierdos de David

 

 

 

 

 

 

 

En conclusión, podemos estar bien seguros que David quiere seducirnos en esta foto y convertirnos en sus “víctimas”, llevándonos a su “lado oscuro”. Y lo cierto es que me ha picado la curiosidad y he entrado en su soundcloud. Y ha merecido la pena.